viernes, 25 de junio de 2010

MI BARRIO: 12 de Octubre







Por: Adriana Alegre, 25 años
Fotos: Adriana Alegre, 25 años

El barrio 12 de octubre es tan pequeño que casi nadie en la ciudad conoce muy bien dónde queda; a diario me encuentro explicando dónde ubicarlo y todos concuerdan en que es Santa Rosa de Lima, pero no, es otro barrio: 12 de Octubre. Abarca 5 cuadras de norte a sur y 3 de este a oeste, la entrada al barrio esta cercada por las vías del ferrocarril lo que lo convierte en una olla en épocas lluviosas y la boca del lobo para el que tiene que ingresar o egresar a diario; esta ubicado en el sur oeste de la ciudad a solo 10 minutos de Casa de Gobierno y el centro.
Me gusta ser optimista y comenzar diciendo lo que tenemos, y no pensar en todas las carencias que padecemos: en el barrio contamos con 1 Escuela, 2 Iglesias (1 evangélica y 1 católica), y una Vecinal que todavía no entiendo qué función cumple, después de eso no tenemos mucho más. En materia de estadísticas me arriesgo a decir que el 35 % de los jóvenes terminan la secundaria, con suerte, el 55% abandona a comienzos de la secundaria o ya en la primaria misma, y solo un 10% comienza un estudio terciario o universitario que en la mayoría de los casos no termina por falta de recursos.
En cifras no puedo decir mucho con respecto a las jóvenes que se embarazan a temprana edad, se drogan, se prostituyen, o son obligadas a prostituirse, muchas veces por sus propias familias, para sustentar el hogar; son niñas, la mayoría, por las que nadie se preocupo para brindarles una educación, que padecen mucha falta de atención, contención, pero por sobre todo les falta comprensión, porque toda la sociedad, cuando las ven por las calles de la cuidad solo piensan que es una “negra” más, vaya a saber de que barrio, y “mala”, pero nadie se pregunta qué la llevo a esas circunstancias.
No se de quién es la culpa, el Estado hace responsable a la sociedad, la sociedad hace responsable al Estado, es una bola que va y viene pero nadie se hace cargo y sólo se ponen trabas.
La mayoría de nuestros padres son personas que han venido del norte del país o de la provincia buscando algo mejor (y bueno es así como se forman las grandes ciudades), pero la realidad actual es muy distinta de la que imaginaron; en el barrio, los abuelos, y personas de allí, se ven expuestos a diario a robos por parte de los mismos chicos del barrio, niños a los que ellos vieron crecer; la policía no hace mucho: el deterioro de las calles imposibilita que ellos puedan hacer un seguimiento, y otras veces el acuerdo que (según corre el rumor) tienen los mismo mocosos con la policía; la indignación de los vecinos trata de buscar culpables, pero esto sólo es consecuencia de la negligencia y el abandono, a mi parecer, del Estado.
Quiero recordar que sólo tenemos 2 iglesias y 2 entidades públicas, pero sí estamos llenos de vendedores de droga y armas. Pero de eso nadie se preocupa, ya que son negocios rentable para algunos, y según todos saben, tienen sus arreglos con la policía, porque sino no se entiende como se manejan con total impunidad.
No puedo seguir escribiendo más de lo que ya muchos saben, sólo puedo dar fe que el 50% quiere que esto cambie, y el otro 50%, sencillamente, no lo puede cambiar.




COMENTARIOS DE ADOLESCENTES QUE VIVEN EN EL BARRIO

*Vivir en mi barrio es muy difícil.
*Los tiros son cosa de todos los días.
*Los adolescentes no tenemos lugares para estar, para pasar un rato con los amigos. *Plaza no existe, iluminación en las calles, tampoco.
*Los chicos que no estamos en nada raro, tenemos que andar con cuidado por las calles del barrio.
*Las esquinas están llenas de vagos que se drogan y andan armados.
*Hay una sola calle asfaltada, las demás son de tierra, y la basura es la reina del barrio.
*¿Los basureros? Bien, gracias.
*Como se rompió una calle por la que entraban ya hace mucho tiempo que no entran al barrio, así estamos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada