jueves, 15 de septiembre de 2016

El Arco y la Flecha, Olímpicamente Milenarios



Por: Pablo Gorosito, 12 años / Juan Pablo Racamato, 15 años / Jonatan Amézola, 14 / Octavio Lobos
 
Aprovechando el entusiasmo por los Juegos Olímpicos Río 2016, entrevistamos a Amílcar Tourn, flamante entrenador auxiliar de la Selección Argentina de Cadetes y Juveniles de Tiro con Arco y fundador del proyecto que dio vida al grupo de entrenamiento de arquería que funciona en el Club Asociación Deportiva Santotomesina de Veteranos.
 La arquería es una práctica milenaria, algunos historiadores la ubican 40.000 años atrás. Las antiguas pinturas rupestres halladas en Valltorta y Morella, España, son los primeros pergaminos para conocer la historia del arco y la flecha. Nos permiten ver y pensar sobre los primeros usos que tenía arco. Inicialmente, aparece en el paleolítico superior como instrumento de caza y luego los persas, macedonios, griegos y otros, lo utilizaron en las guerras como armas. 
Podemos imaginar, si no lo hemos hecho aún, a un primer hombre o mujer con hambre, buscando para comer, recorriendo un bosque ya extinto, pisando suavemente para que el crujir de una pequeña rama o de las hojas secas no espante alguna potencial presa. Quizás un venado, quizás un cerdo salvaje, una liebre. Su mirada se agudiza, sus ojos se achinan, su brazo izquierdo firme y extendido, su brazo derecho busca la tensión de la cuerda retraída, ambos tocan la flecha en distintos puntos, su cuerpo y su mente apuntan y desean, como hoy en día le sucede a un deportista olímpico de esta disciplina, dar en el blanco.
En la ciudad de Santo Tomé, entre las calles Roverano y Crespo, se ubica el Club Asociación Deportiva Santotomesina de Veteranos. Allí, Amílcar Tourn, ha escrito su página dando lugar a la práctica de esta actividad, desde 1900 devenida en deporte olímpico, el tiro con arco y flecha. Amílcar actualmente es entrenador auxiliar de la Selección Argentina de Cadetes y Juveniles de Tiro con Arco, dependiente de la Secretaría de Deportes de la Nación, pero esto es algo que llegó con su trabajo. Comenzó prácticamente sin recursos materiales, trabajaba para dar una copa de leche y colaborar con los chicos del humilde barrio. Con gran convicción fue constituyendo un proyecto y un sueño que hoy comparte con muchas otras personas.

La Búsqueda-  ¿Cómo le diste el empuje a este proyecto?
Amilcar Tourn-  Bueno, se requiere mucho trabajo, mucho esfuerzo. Empezamos de cero. Teníamos prestado dos contenciones, dos caballetes y ningún arco. Y así comenzamos con los chicos.
Un día conseguimos hacer una exhibición. Participó un arco recurvo olímpico que era el de Agustín, mi hijo. Y yo también participé con mi arco raso. Así comenzamos, mostrándole a la gente en qué consistía la arquería. Nos preguntaban algunas cosas y nosotros respondíamos. Sí, es un arte milenario, sí, es un arte muy antiguo, es un deporte olímpico, es un deporte que te equilibra, no solamente el cuerpo sino también la mente. Después de esos días de difusión, hubo un gran trabajo para levantar todo esto.
Recuerdo cuando fuimos a una final nacional en Esperanza, en esa oportunidad había venido un vendedor de arcos, Ferrari era su apellido, de Buenos Aires. El traía los arcos marca Prana. Nosotros no teníamos una moneda, entonces pedimos algo prestado al Club de Veteranos que nos ayudaron. Yo soy conocido como “el manguero” dicho sea de paso (risas). La idea era comprar 5 arcos de los Prana, dos para mayores y tres para chicos. Con eso comenzamos. Flechas teníamos las que nos iba dejando mi hijo. Después hubo gente amiga de Paraná que nos decía “che, te regalo tres flechitas, che te regalo 5”, también la gente de Unión colaboró mucho en esos inicios.
Luego, más o menos al año, ya éramos cerca de cuarenta personas que aportaban un pequeño arancel, el objetivo era poder matricularnos y poder federarnos en la Federación Argentina de Tiro con Arco (FATArco). Hicimos todos los papeles, tuvimos que conformar una comisión, por suerte hubo mucha gente que estaba dispuesta a trabajar, eso es fundamental. Gente que no quería aparentar ni sólo estar, sino realmente construir. Algunas de ellas también traían a sus hijos para participar. Entonces comenzamos a armar este proyecto que el 21 de julio, cumplió ya cinco años. Hoy en día proyectamos un montón de cosas.
Entre otras cosas tuvimos nuestro primer torneo, un torneo FITA (correspondiente a la Federación Internacional de Tiro con Arco), con todas las cosas prestadas gracias a la ayuda de Unión y Balear, pero había que armarlo, había que crecer. Y la única forma de conseguirlo era mostrar lo que hacíamos en un barrio así, sencillo y humilde. Entonces nos dimos cuenta que había mucha gente con aptitudes sanas y nobles. Hoy tenemos 45 arqueros, entre ellos un niño de 7 años, y hasta una señora de 76.
LB- ¿A qué edad se puede comenzar a practicar el deporte?
Amilcar-  A partir de los 9 años, tenemos un arquero de 7, pero es un caso particular porque es un chico grande de físico para la edad. Entonces puede abrir el arco y tirar, además la flecha queda clavada
en la contención, entonces eso permite que pueda practicar y disfrutar el deporte. Lo que no nos gusta es que los chicos se frustren y piensen que este deporte no es para para ellos. Tenemos también una nena de 8 años que le encanta y se queda mucho tiempo tirando, pero puede abrir bien el arco y esa es la condición primera para que los chicos se sientan cómodos. Los chicos con alguna discapacidad también pueden tirar, el asunto es saber asistirlos. Particularmente hice un pequeño curso para poder responderles a esos chicos particulares y darles su oportunidad de estar en esto del tiro con arco.
LB- ¿En qué consiste un entrenamiento?
Amilcar- No es difícil, pero implica un tiempo. Primero la decisión y las ganas de decidirse y ponerse como objetivo: “yo quiero ser un arquero”, “quiero hacer este deporte”. El entrenamiento comienza con esas ganas, y finaliza cuando tomamos el arco, las flechas y apuntamos.  Equilibras tu mente, para que ese tiro salga bien, equilibras tu cuerpo, para que quede bien acomodado en la contención y te diviertas claro, te emociones, te transportes a lo que vos queres. Con el deporte se puede ser y te podes realizar.
También la preparación física es necesaria, no se puede ser un holgazán. Como en el estudio, uno no puede decir “hoy no, mañana”. Es necesaria una postura física en la arquería que requiere ejercicios, por ejemplo para lograr una suficiente apertura del arco.
LB- Tienen la participación de un entrenador extranjero ¿Quién es?
Amilcar- Sí, Ivan Yotov, es búlgaro, es entrenador internacional, ha venido en tres oportunidades a Buenos Aires y esta es la primera vez que nos visita para trabajar en Santo Tomé por un tiempo de 15 días. Él recorre Centro América y Sur América, para enseñar y corregir técnicas de entrenamiento y tiro sobre la que nosotros no tenemos tanto conocimiento. Pasa un tiempo colaborando de esta manera en diferentes países. 

EL LEGADO

Agustín de 18 años es el hijo de Amílcar, también se acercó a charlar con nosotros y nos comentó sobre su experiencia en la arquería. Agustín es a nivel nacional lo que se conoce como un arquero de elite. Es categoría Juvenil, ha ganado algunos campeonatos e incluso viajó a China para participar en una competencia de cadetes y juveniles que daba plazas para los Juegos Olímpicos de la Juventud. Los cuales en 2018 se disputarán en nuestro país y se realizarán en el mes de octubre, asistirán arqueros de todo el mundo. La academia de Amílcar tiene chicos que hace ya tres años vienen preparándose para tener su oportunidad en estos Juegos.
Valentín Eloy Cabaña, de 13 años, es un joven arquero que ya ha participado en torneos y además es una promesa de la arquería por su talento. Pudimos hablar con él, con su papá Fabián y con su entrenadora Ana Paula Lickiewicz. Valentín nos contó que práctica 20hs por semana y que le gusta mucho entrenar y mejorar su técnica. También se refirió a cierta presión que vive como deportista por esa autoexigencia, pero también destacó que para él lo primordial es ir a divertirse. Valentín considera que participar alguna vez en un juego olímpico sería “lo más alto” y es un sueño que persigue.
Fabián comparte las ideas con su hijo, destaca que es importante que disfrute de la práctica y los torneos, entiende que “todos queremos ganar” pero  el hecho de que se relacione con chicos que tengan los mismos intereses, para intercambiar experiencias y formar amistades, le parece lo más importante dentro de la práctica del deporte. Finalmente remarca que es importante que los padres escuchen a sus hijos si desean practicar algún tipo de deporte y los acompañen sin exigirlos, “hay dejarlos que disfruten” concluyó.
Ana, la entrenadora de Valentín en el Club Unión, remarca que es importante para el arquero pasarla bien y estar motivado. Es importante que se pongan a tirar y disfrutar la sensación que le provoca el deporte. Es necesaria la planificación también. Valentín está cerca de convertirse en cadete, la máxima categoría para chicos menores de 18 años, por eso está aquí participando con este grupo que hoy tiene al entrenador Yotov por unos quince días. Ana nos habla de la autosuperación y también remarca la importancia de la actitud, la confianza, la disciplina, después las expectativas del chico crecen solas en armonía con su práctica. 

“Todos tenemos un arquero que habita en nuestro interior”, fue una frase que disparó Ana y que nos hizo pensar y entender que todos podemos practicar este arte o deporte que estuvo presente en la humanidad, con diferentes formas quizás, a través de miles de años. Todos tenemos hambre en ocasiones y por eso salimos, como Amilcar Tourn que con gran trabajo alimentó este proyecto para muchas personas, a cazar nuestros sueños. Algunos como Valentín y Agustín tienen sueños particulares, sueños olímpicos.

 
P.Data: Agradecemos al Profesor de Arco, Jorge Cáceres ( 0342-156101388), los contactos para hacer la nota y el acompañamiento.

sábado, 6 de agosto de 2016

Niños Invisibles



Por:  Alina Bonacci / Agustina Ordóñez, 13 años / Ángel Barrios, 12 años / Pablo Gorosito, 12 años / Alexander Ordóñez, 12 años


-¿Cómo es su nombre, y cómo está conformada su familia?

Ante todo, gracias por tenernos en cuenta para esta entrevista. Mi nombre es Rodolfo Di Terlizzi, y a mi familia la completan Sandra Istillarte, mi esposa, docente, Matías (26), Antonella (24) y las mellis Brisa y Victoria (8).


-¿Cómo es un día cotidiano en su familia?

Comenzamos cada día antes de las 7 porque las niñas asisten a la escuela en turno mañana, y vivimos fuera de la ciudad, así que tenemos un buen rato de preparativos y para llegar a tiempo. Almorzamos casi todos juntos, y alternamos mi trabajo, vinculado a la construcción, con las actividades que todos tenemos. Nos ayudamos, nos complementamos.

viernes, 8 de julio de 2016

La Vecinal Chalet Cumple Años


Entrevista a Ana Ingaramo 
Por: Hernán Vargas / Alina Bonacci / Jonatan Ayala, 12 años / Agustina Ordóñez, 13 años / Ángel Barrios, 12 años / Alexander Ordóñez, 12 años / Agustín Reinoso, 11 años / Lucas Rodríguez, 10 años / Juan Pablo Racamato, 14 años

- Bueno, Ana, te queríamos realizar una entrevista sobre la vida institucional de la Vecinal de Barrio Chalet. ¿Cuál es tu puesto en la Vecinal?

Ana Ingaramo - Yo soy Secretaria General de la Vecinal.



- ¿En que año fue formada la vecinal?
Ana Ingaramo - Tomamos como fecha formal el año 1986 porque es cuando se logra la personería jurídica, ya que así lo establecen los estatutos dando por sentado que se reúne un grupo de vecinos para conformar la Asociación Vecinal Barrio Chalet siendo reconocidos por el Estado Municipal y Provincial.