miércoles, 29 de agosto de 2018

Asociación Civil Inundación Nunca Más (INNUMA)


-Conversamos con el Sr. Ramón Guillermo Ifrán, Presidente de la Asociación INNUMA, quién nos cuenta el origen de la misma.

 -La Asociación nació después de la inundación del 29 abril del 2003, el 29 de julio, por decisión de vecinos que venían reuniéndose antes de esa fecha, en distintas partes, el Club Mitre, en B° San Lorenzo, por ejemplo; hasta que en las distintas reuniones que manteníamos como vecinos inundados tomamos la decisión de instalar una carpa frente a la Casa de Gobierno como medida de protesta y para visibilizar lo que veníamos padeciendo.
La carpa fue un lugar para permanecer y dormir durante la noche, la carpa era eso, no tenía otro objetivo que la manifestación y la presencia física de muchos vecinos para lógicamente reclamar por la situación que el gobierno de por aquel entonces, el inundador Reuteman y todos sus secuaces, que lo que pretendían era tapar el reclamo y tratar de demostrar que nada pasaba, que la gente volvía a sus casas y que nadie reclamaba. Muy por lo contrario, nosotros nos plantamos ahí en la plaza 25 de Mayo, frente a la Casa de Gobierno el 29 de julio que fue el día en que habíamos decidido plantarnos con la carpa en la plaza, como modo de poder refugiarse con los compañeros que iban a pasar la noche para continuar con el reclamo. La lucha permaneció en la plaza hasta el 14 de enero de 2004. Pasamos las fiestas, Navidad, Año Nuevo, Reyes, hasta el 14/01/04 que fue el último día que permanecimos en la plaza; porque durante las reuniones que veníamos manteniendo durante todo ese tiempo que estuvimos en ese lugar, decidimos cambiar de estrategia, levantar el lugar y lógicamente trasladar la lucha hacia cada uno de nuestros barrios.

Nosotros  que habíamos arrancado ese 29 de julio éramos muchísimos vecinos pero realmente al 14 de enero y pasar las fiestas y todo, pero al llegar al 14 de enero del 2004,  éramos muy pocos, entonces la lógica indicaba que teníamos que cambiar de estrategia, nosotros, ya para esa fecha, mucho tiempo antes mejor dicho el 13 de octubre del 2003 habíamos decidido formar nuestra ONG, nuestra Asociación Civil Nunca Más, dado a que un grupo de vecino considerábamos que la lucha  tenía que continuar y que la problemática social era lógicamente la que debíamos empezar a tratar dado que el reclamo legal estaba encaminado,  porque había una denuncia, había lógicamente actores civiles, una familia que se presentó a tribunales y presento una denuncia formal y un grupo de abogados, -por aquel entonces existía la casa de los Derechos Humanos, este grupo de abogados consideraban que con una denuncia era suficiente dado que muchos vecinos queríamos presentarnos como denunciantes antes la situación que los gobernantes de turno en este caso Reuteman, y demás funcionarios, nos habían ocasionado un perjuicio muy grande, considerando que las muertes, por aquel entonces habíamos calculado eran casi 200 la cantidad de personas fallecidas por muerte directa e indirecta, las secuelas psicológicas, psiquiátricas y físicas era muchísimas, ataques de fobia, trauma, el estrés post traumático, por haber expuesto a muchos vecinos a una situación límite, nosotros considerábamos que había que seguir la lucha y es por eso que el 13 de octubre de 2003 nos convocamos y formamos nuestra ONG.
De esa manera nació, y el primer lugar donde empezamos a trabajar fue en la Vieja Tablada, un barrio que no se conocía en la ciudad de Santa Fe, a cualquier vecino por aquel entonces le preguntabas dónde quedaba la Vieja Tablada y hacían de cuenta que le estaban hablando en chino o coreano y no entendían lo que le decían porque no sabía que existía un barrio con ese nombre. Nosotros empezamos a trabajar en un barrio que está ubicado detrás de ex Frigorífico Municipal, está muy al oeste, sobre el borde del Río Salado, y muy al norte, porque esta hacia el oeste del Río Salado y hacia el norte es el límite sobre la ciudad de Recreo. Fue el primer barrio que se inundo en la Ciudad de Santa Fe, dado que después de ingresar el agua por el Rio Salado lo primero que cubrió fue, lógicamente, un barrio muy bajo como es la Vieja Tablada .
Ahí empezamos a trabajar, y la lucha social se fue desarrollando de distintas maneras, criticando las tres relocalización de familias inundadas, las casitas de plástico que construyó por aquel entonces la Cruz Roja alemana, la relocalización de la gente de la Vieja Tablada al barrio la Nueva Tablada, dentro del anillo de protección; siempre fuimos acompañando ese proceso ya que todas las relocalizaciones que se hicieron por la inundación no se hacían respetando las condiciones de vida de los vecinos: darle 22 metros cuadrados, 24 metros cuadrados como se les dio a los vecinos de las tres barrios de casitas plásticas o del barrio la Nueva Tablada que se construyó con ladrillos de 7 cm de espesor en las paredes, no eran solución para esos  vecinos, es por eso que continuamos acompañando el reclamo de los mismos, y enfrentando al gobierno de turno provincial y municipal a los que consideramos los inundadores, tanto el de Álvarez, en 2003 en la ciudad, y Reuteman en la provincia y lo mismo paso con el gobiernos posterior que continuaron con el intendente Balbarrey y en la provincia Obeid. Así nació INUMA hasta llegar a la fecha con distintas actividades, distintos laburos territoriales.
En eso seguimos trabajando porque apostamos a la construcción ciudadana con el respeto que se merece la gente inundada y en algún momento tendrá ser indemnizada por la situación a que fueron expuestas y también reconocer todas las perdidas por parte de los gobiernos de Reuteman, Obeid y todos los gobiernos socialistas, como radicales, a nivel local nunca se reconoció una indemnización para los vecinos inundados de la ciudad.

Panadería y Confitería "Río Salado"


Por: Gonzalo Torres y César Roitbarg / Fotos: Gonzalo Torres

En Mayo del cte. año, cumplió su primer año de vida el emprendimiento panaderil: PANADERÍA Y CONFITERÍA “RÍO SALADO”, este sueño hecho realidad que da trabajo a 6 personas y  capacita a 15 adolescentes, quienes reciben una beca para aprender el oficio. Este sueño fue soñado y acariciado por la Asociación Civil INNUMA. Hoy visitamos y conversamos con sus protagonistas.


-Ramón Guillermo Ifán: Todo lo que se produce, se produce acá (en la panadería) en este humilde lugar, en este espacio diminuto que tenemos pero que con mucho esfuerzo lo llevamos adelante. Todo lo que es panadería, todo lo que es confitería, todo se hace acá.
El panadero viene a las 20.30 hs y se va a las 5.00 la mañana, a las 5.00 de la mañana llego yo y se va el panadero. Yo me quedo acomodando la mercadería hasta las 9,00hs, y me voy a vender huevos a los negocios, ya que esa es mi actividad, también hago las compras que hacen falta para la panadería, regreso a las 17,00hs y me quedo hasta las 21,00hs, hora en la que cierro. A las 6 de la mañana viene una compañera, y ya empiezan a tomar cada uno su turno, 6.30/6.40 llega la otra compañera que viene de barrio San Lorenzo, viaja en cole de punta a punta de la ciudad, no es solamente la que trabaja a la mañana acá, sino es la que capacita a los chicos a la tarde en la sección de repostería. A las 13.30 se va la compañera que viene a las 6.00, a las 13,00hs ingresa la compañera que se encarga del turno tarde hasta las 21.00.  La panadería se encuentra abierta de las 5.00 a las 21.00. El único que trabaja de noche es Juan, el panadero, y el único día que no se trabaja es el día domingo. Digamos que, yo, como buen peronista que soy, y orgulloso de ser peronista; pienso que el día domingo es el día de descanso para dedicarlo al a familia, y bueno, acá se ha acostumbrado al vecino que esta cerrada la panadería el día domingo.

-Y los talleres…?

-Ramón Guillermo Ifrán: Los chicos que capacitamos vienen a los Talleres los lunes, miércoles y viernes de 14 a 16hs. Los talleres son financiados con el programa Nueva Oportunidad, del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Santa Fe; el programa lo que hace es la capacitación de chicos, y es lo que  siempre estamos discutiendo con ellos ¿por qué tengo que esperar que los chicos tengan dificultad con la justicia, porque han robado o han hecho algo que no correspondía, para poder darle la posibilidad de capacitarlos? ¿Por qué no capacitarlos y evitar que entren y caigan en esa situación con problemas en la justicia?. El programa Nueva Oportunidad, lo que intenta es proteger o ayudar o tratar de recuperar a los pibes con problemas con la ley. Nosotros decimos todo lo contrario, que tenemos que incluir a todos y no necesariamente a uno que tenga prontuario. ¿Y los que no tienen prontuario, tienen que tenerlo para poder recibir una beca? Porque son becados. Reciben hoy, hace un par de meses aumentó, cobran $1200 hoy están cobrando $1500 mensual, por venir a capacitarse. Y eso es lo que juzgamos, que no lo interpreten como un plan, que lo interpreten como una colaboración para lógicamente poder obtener una independencia económica y que no necesariamente los padres o algún familiar sea el que tenga que colaborar económicamente para que ellos se puedan movilizar, la beca significa que ellos van a tener los $1500 que se lo ganaron y aprendieron, con la idea de que acá no es solamente que aprendan sino que aprendan a elaborar distintas cosas, que en muchos casos hay compañeros que trabajan y  elaboran los fines de semana, los días domingos en sus casas y lo comercializan en su barrio, con su vecino sino también que acá no solo aprendan sino vean como se maneja un negocio.
El panadero es un vecino que siempre trabajó en panadería, pero él lo que sabe es elaborar, a él no le pidan que compre ni que administre ni que venda ni nada porque lo desconoce, acá lo que intentamos es formarlos en toda esa situación, para que lógicamente vean que no solamente es la elaboración sino también ver qué es lo que podés producir para poder comercializar, esto es elemental para poder autogestionarse sino el proyecto va a morir.
Con la idea de que en algún momento, podamos apoyarlo para que pueda abrir una futura sucursal o un lugarcito que genera lógicamente su propio trabajo con lo que ha aprendido acá, eso es lo que venimos haciendo.

-Álguien quiere agregar algo más?

-Sofía Sañudo: en septiembre hace un año que trabajo acá, lo que hago es atención al cliente y también vengo a los talleres los días miércoles, en los talleres nos capacitan para elaborar los productos que se venden en la panadería, trabajo tres días porque nos dividimos, somos cinco personas las que trabajamos, algunos atienden al público, otros elaboran, y así vamos rotando por todos los puestos de la panadería.

-Antes de cerrar la nota podemos dar la dirección de la Panadería…

-Estamos en Teniente Loza y Av. Santa Fe, frente a la parada del colectivo 5.

-Gracias!!

jueves, 26 de julio de 2018

Un Nobel entre Espinillos

Por: Pablo Russo / Fotos: Pablo Russo


El hombre parado sobre el pasto, micrófono en mano, habla en su modo tranquilo y pausado en la cálida tarde otoñal. Lo rodea un grupo heterogéneo de más de doscientas personas sentadas en sillas o simplemente en la tierra. Hay quienes se arrimaron a Colón desde otras provincias, y también desde la República Oriental del Uruguay. El sonido constante de base es el de gurises jugando. En su discurso, el militante por los derechos humanos, Adolfo Pérez Esquivel —‌Premio Nobel de la Paz en 1980‌—, intercala anécdotas personales con algunas consignas, generalmente en forma de preguntas. La educación en la madre tierra es el título disparador con el que este defensor de la no violencia se presenta, un sábado de mayo, en la Fundación Arbolar, para darle apoyo y visibilidad al espacio de educación viva que funciona desde hace algunos años en esa zona rural de la costa del Uruguay.