viernes, 27 de septiembre de 2019

Maestro - Paulo Freire: Educar al Oprimido

Por: Cristina Moreaux

El 19 de Setiembre en 1921, en ARRECIFE, Brasil, nace PAULO FREIRE.
Paulo Freire sostenía que el país no se desarrollaba porque más de la mitad de su población era analfabeta.
Freire promueve la participación crítica de padres y alumnos sobre las cuestiones que hacen a la vida de la escuela y de la sociedad.
También se preocupa para que los trabajadores reflexionen y tomen conciencia sobre sus Derechos, sus problemas síndicales, y laborales.
En 1960 funda el Movimiento de Cultura Popular donde amplía su concepción de Alfabetización y Educación de Adultos.
Su Método es mucho más que juntar sílabas para leer, es un proceso de concientización de la gente, de su condición en la sociedad; es enseñarle a apoderarse de las palabras como un arma política de lucha en el proceso de democratización y de ciudadanía. Combatir la cultura del silencio, es su meta.

Ante la persecución ideológica al pensamiento crítico y, en particular, a las ideas del educador popular Paulo Freire, no sólo en Brasil, sino también en otros países de América Latina y el caribe, el consejo de educación popular de América Latina y Caribe (Ceaal) en Alianza con varios movimientos, organizaciones y entidades sociales, comparte el manifiesto de lanzamiento de la campaña latinoamericana y caribeña en defensa del legado de Paulo Freire e invita a todos y todas para firmar. Visita: http://bit.ly/2XRwJxj

______________________________________________________________

Manifiesto de Lanzamiento de la Campaña Latinoamericana y Caribeña en Defensa del Legado de Paulo Freire

Ante la persecución ideológica al pensamiento crítico y, en particular, a las ideas del educador popular Paulo Freire, no sólo en Brasil, sino también en otros países de América Latina y del Caribe, el Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe (CEAAL), en alianza con diversos movimientos, organizaciones y entidades sociales, se manifiestan por la construcción de la Campaña Latino-Americana y Caribeña en Defensa del Legado de Paulo Freire.
Justifica esta campaña la necesidad de defender el legado de Paulo Freire y el enfrentamiento del contexto adverso en que vivimos en nuestro continente, marcado por la profundización de las desigualdades sociales y de los procesos históricos de opresión. En el ámbito de una crisis más estructural del capitalismo, la acción de las élites ha sido la de establecer una fuerte ofensiva del capital contra el trabajo, lo que se expresa en la retirada de derechos laborales y sociales, en el rebajamiento del nivel de vida de las trabajadoras y los trabajadores, en el aumento de la explotación y la implementación de contrarreformas neoliberales, que tratan de transformar los servicios públicos en negocios, mercancías y productos a la venta.
Otra estrategia observada es la ofensiva del gobierno de Estados Unidos contra los gobiernos progresistas en América Latina; el apoyo a los golpes de estado por la vía parlamentaria, mediática y judicial; el apoyo a candidaturas presidenciales y parlamentarios de la derecha y la extrema derecha y la desconstrucción de las soberanías nacionales, vía el control de grandes corporaciones transnacionales y hasta la misma amenaza de intervenciones militares, como en Venezuela.
Sabemos, sin embargo, que ningún proyecto de hegemonía se puede concretizar sin utilizar los aparatos coercitivos y de imposición de la violencia o de la arbitrariedad. Por eso mismo, hay también una fuerte ofensiva ideológica de las clases dominantes que tratan de construir, mistificar y atacar el pensamiento crítico, imponiendo una visión conservadora reaccionaria y fundamentalista del mundo, que refuerza las opresiones a las que históricamente han estado sometidas las clases subalternas en los países del Sur global.
El pensamiento crítico necesita ser visto en plural, sin embargo las ideas de Paulo Freire, particularmente, son unas de las más importantes expresiones de un pensamiento liberador, comprometido con las transformaciones sociales en nuestro continente. A lo largo de más de 500 años de dominación colonial, en América Latina y el Caribe se construyeron prácticas epistémicas de denuncia el colonialismo y la colonialidad, del capitalismo, del racismo, del patriarcado y de otros procesos de opresión. En varios campos del conocimiento, como la filosofía, las ciencias sociales, la teología, la educación, la comunicación y las artes, fueron elaboradas formas críticas de pensar el mundo. Todo pensamiento crítico guarda una dimensión praxiológica que le es intrínseca, este pensar crítico se ha dimensionado en movimientos de resistencia contra las opresiones, es por eso mismo que necesita ser atacado por las élites burguesas, racistas, imperialistas y patriarcales.
En Brasil, particularmente, Paulo Freire fue escogido por el gobierno de extrema derecha de Jair Bolsonaro como “enemigo prioritario” en el campo ideológico y educativo. Así es como Freire fue obligado a ir al exilio en 1964, por el golpe militar que impuso una dictadura cívico-militar de 21 años en nuestro país, ahora intenta enviarlo a un “segundo exilio”, esta vez ideológico, “expulsando a Paulo Freire de la educación”, como consta en el plan de gobierno de Bolsonaro.
Las medidas comprenden un conjunto de tácticas. Primero, difundir vía fakenews ideologías de extrema derecha con una visión completamente equivocada y descontextualizadas de las ideas de Paulo Freire, transformando lo que nunca fue, un “adoctrinador”, una “amenaza comunista a la soberanía nacional”, “un peligro para la educación de los jóvenes” etc. Segundo, desmontar los principios y fundamentos de la educación pública, gratuita, laica, democrática y de calidad socialmente referenciada, proyecto asumido abiertamente por Paulo Freire y otros/as educadores/as e intelectuales críticos de la educación. Por fin, establecer formas coercitivas de control sobre el trabajo docente, poniendo fin a la libertad de cátedra y de enseñanza, e imponiendo el pensamiento único, como el proyecto “Escuela Sin Partido”, este sí al servicio de la doctrina y la colonización del pensamiento.
Frente a esta esta coyuntura, el Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe (CEAAL), como Movimiento de Educación Popular y Movimiento de Educadoras y Educadores Populares, por medio de sus entidades afiliadas y de otras organizaciones aliadas, lanza la iniciativa de construir juntos la Campaña Latino-Americana y Caribeña en Defensa del Legado de Paulo Freire.
Defender el legado de Paulo Freire significa también luchar por las banderas que él siempre apoyó: la libertad de pensamiento, la autonomía del sujeto, la democracia plena y el respeto a las diversidades. Significa luchar para que sus ideales no sean descontextualizados; que su amplio legado sea preservado, actualizado y expandido; que sus obras no sean prohibidas en las facultades de formación de profesores e profesoras; que a los investigadores e investigadoras académicos en el ámbito de la educación popular no se les recorte el financiamiento; que las profesoras y los profesores que se identifican como freireanas/os no sean perseguidas/os en las instituciones de enseñanza; y que los movimientos sociales, que construyen sus pedagogías propias en diálogo con el legado freireano, no sean todavía más criminalizados.
Defender el legado de Paulo Freire es también apoyar el reconocimiento internacional que su obra obtuvo a lo largo de las últimas décadas. En Brasil, Paulo Freire fue considerado el Patrono de la Educación Brasileña, por medio de la Ley 12.612/2012, que los sectores conservadores del gobierno y de la sociedad intentan revocar. Es valorar su legado, expresado, por ejemplo, en el reconocimiento de la Unesco, que considera su obra como “Patrimonio de la Humanidad”, estando incluida en el programa “Memorias del Mundo”. Significa también valorar los más de 40 títulos de doctorado honoris causa, otorgados por universidades de todo el mundo; y su nombre figura como el tercer pensador más citado en trabajos académicos de lengua inglesa según el estudio hecho por el investigador Elliot Green de la London School Economics.
Para nosotros, una Campaña Latinoamericana y Caribeña en Defensa del Legado de Paulo Freire debe contemplar los siguientes objetivos:
a. Contraponerse a la ofensiva ideológica contra el pensamiento crítico y, en particular contra las ideas de Paulo Freire;
b. Defender la importancia de su legado para la educación y otras áreas del conocimiento y para los procesos de educación popular desarrollados en todo el mundo y, especialmente, en América Latina;
c. Construir procesos que contribuyan a la producción de conocimiento crítico en la educación popular, asociando el legado de Paulo Freire a los temas de formación política, de educación popular feminista y antipatriarcal, de la economía solidaria y otros;
d. Realizar actividades, en diferentes formatos y en los diversos países de América Latina y del Caribe, que den impulso y publicidad a la Campaña.
e. Articularse a los movimientos sociales y otros colectivos y redes de resistencia para construir la Campaña de forma colectiva y compartida.
La fase de la campaña es de sensibilización, movilización y construcción de alianzas con otros movimientos, colectivos y organizaciones de la sociedad civil para el desarrollo de acciones y proyectos que concretizan los objetivos anteriormente propuestos.
Por eso, invitamos a movimientos sociales y populares, sindicatos, asociaciones científicas, organizaciones no gubernamentales, foros y campañas educacionales, grupos de investigación y extensión universitarios, entre otros sujetos colectivos, además de intelectuales, artistas, educadoras e educadores populares, investigadoras e investigadores, a que se adhieran a la Campaña Latinoamericana y Caribeña en Defensa del Legado de Paulo Freire, mediante la firma de este manifiesto y participación en la construcción de agendas e estrategias para el fortalecimiento del debate en torno al legado de Paulo Freire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario